El estadounidense que quiso robar el trono-jaguar rojo

En las entrañas de El Castillo de Chichén Itzá, Yucatán, descansa el Trono-jaguar rojo.

Esta importante pieza de la cultura maya fue esculpida en piedra caliza; sus colmillos son de concha marina; sus ojos y las manchas verdes en el cuerpo del felino corresponden a incrustaciones de jadeíta.

Se cree que en este Trono Jaguar se sentó el soberano de las mayas.

México estuvo a punto de perder el Trono Jaguar cuando un diplomático de Estados Unidos intentó robarlo.

Se trata de Edward Herbert Thompson quien en 1855 llegó a Mérida como diplomático de EU.

Sin embargo, la pasión de Thompson era la arqueología. En 1893 el estadounidense compró la hacienda Chichén Itzá, que se ubica a un costado de la zona arqueológica. Desde entonces y durante más de 30 años Edward Herbert Thompson se dedicó a dragar el Cenote Sagrado de Chichén Itzá.

Se estima que en total el diplomático estadounidense se robó 30 mil piezas de la cultura maya; muchas de ellas fueron a parar museos de Estados Unidos, como el Museo Peabody de la Universidad de Harvard. También se dedicó a regalar las piezas mayas a coleccionistas o amigos suyos.

En alguna ocasión Thompson intentó llevarse el Trono Jaguar rojo.

La fascinante pieza maya ya estaba empacada para ser embarcada y sacada del país, cuando Teoberto Maler, arqueólogo austriaco que vivía en Yucatán, dio la alerta a las autoridades mexicanas quienes impidieron que Thompson robara el trono rojo.

Maler fue uno de los principales críticos del saqueo de Thompson, a tal grado que se dedicó a denunciarlo en medios de comunicación y ante las autoridades de México.

Afortunadamente varias de las piezas robadas por Thompson ya fueron repatriadas.

(Con información del documental Piedras que hablan Chichén Itzá, producido por Canal 22 y conducido por el escritor Juan Villoro)

https://www.youtube.com/watch?v=DXLN3xkcThc

El avión que se estrelló en las Ramblas de Barcelona

4 noticias de época sobre «El avión que se estrelló en las Ramblas de Barcelona». El 29 de septiembre de 1934 sobre las 4 de la tarde un avión «Breguet 12-97» con dos tripulantes caía sobre las Ramblas de Barcelona.

El avión que se estrelló en las Ramblas de Barcelona

El avión que se estrelló en las Ramblas de Barcelona


Noticia nº1– El periódico la «La Voz», un diario vespertino madrileño, recogía la noticía en su edición nocturna de la siguiente forma:

El avión que se estrelló en las Ramblas de Barcelona - La VozHoy en Barcelona
En el entierro del teniente aviador Dalias, un avión cae sobre un árbol de la rambla de Santa Mónica
DOS HERIDOS GRAVES Y UNO LEVE
BARCELONA (5,30 t.)—A las tres y media de la tarde salió del Hospital Militar el entierro del teniente aviador Don Eduarde Dalias Charte, cuyo cádaver había sido traído desde León, donde el teniente Dalias sufrió un accidente de avición durante las maniobras militares. El féretro, envuelto en una bandera nacional, fué llevado a hombros de compañeros del finado hasta la plaza de Goya, donde se despidió el duelo. En la presidencia figuraban el hermano
político del finado, comandante D. Vicente Guerrero, lo« generales Batet, Sampedro y Santiago y representantes de la Generalidad, Ayuntamiento y Aeronáutica Naval.

Rindieron honores un piquete del regimiento de Infantería número 10 y otro de Aviación.

Una escuadrilla de aviones integrada por cinco aparatos salió del aeródromo de Prat de Llobregat para rendir tributo al cadáver del teniente Dalias. Los aparatos evolucionaron sobre la ciudad, y uno de ellos, pilotado por el subteniente D. Rufino Núñez y el cabo mecánico Adolfo Madariaga, sufrió una «panne» cuando volaba a escasa altura por la plaza del Teatro, frente al Principal Palace. Una de las alas del avión tocó una antena, y el aparato fué a caer encima de unos árboles de la rambla de Santa Mónica, frente a la iglesia del mismo nombre. El hecho de haber caído sobre unos árboles ha evitado una catástrofe, aunque resultaron gravemente heridos los dos tripulantes del avión y levemente el transeúnte Carlos Tallada.

La gente que transitaba por las ramblas, al darse cuenta de que el avión iva a caer, corrió en todas direcciones, oyéndose un clamor de espanto. Las ramas de los árboles cedieron al peso del avión y éste cayó al suelo, quedando destrozado. Inmediatamente acudieron guardias y transeúntes en auxilio de los tripulantes y trasladaron al subteniente Núñez al Dispensario de las Casas Consistoriales, y al mecánico a la Casa de Socorro de la calle de Barbará. Después de la cura de urgencia han sido trasladados al Hospital Militar. El subteniente Núñez, de treinta y cinco años, sufre heridas extensas en la cabeza, fractura de ambas piernas y conmoción cerebral, y el cabo Madariaga, de veinticinco años, heridas en la cabeza, conmoción cerebral, magullamiento general y probable fractura de la columna
vertebral.

Acudió al lugar de la catástrofe la Guardia Civil del cuartel de la Rambla del Centro, al mando de un teniente, para impedir que la multitud se aproximara al avión, pues se corría el peligro de que se incendiase el depósito de gasolina, lo que evitaron los bomberos.


Noticia nº2– Así relataba «El Heraldo de Madrid» el suceso del avión:

El avión que se estrelló en las Ramblas de Barcelona - El HeraldoUn avión que daba escolta al entierro del aviador muerto en León, capota y cae a tierra en la rambla de Santa Mónica

EL AVIADOR Y EL MECÁNICO RESULTAN HERIDOS GRAVES, Y UN TRANSEÚNTE, LEVE

BARCELONA 29 (5 t.) —A las cuatro de la tarde ha tenido lugar el entierro del teniente de Aviación señor Dalias, muerto a consecuencia de un accidente ocurrido en León durante las maniobras militares. El cadáver fué trasladado a Barcelona y esta tarde se verificaba el entierro. Varios compañeros del finado volaban sobre el féretro. Uno de los aparatos sufrió una avería en el motor y tuvo que capotar por encima de las Ramblas, cortando las ramas superiores de los árboles. So produjo gran alarma entre el numeroso público que pasaJba por aquel lugar. El avión, al llegar a la rambla de Santa Mónica, y frente a la iglesia de este nombre, cayó a tierra. En seguida el público anxilió a los aviadores, extrayéndolos de entre el aparato. Un transeúnte resultó herido levemente. Fueron asistidos en la Casa de Socorro con toda urgencia, apreciando al subteniente D. Rufino Núñez Mancha, una herida extensa en la cabeza, otra en el labio inferior y conmoción cerebral, de pronóstico grave, y al mecánico D. Adolfo Madariaga Viñas, una herida en la cabeza y probable fractura de la base del cráneo, de pronóstico gravísimo. El transeúnte Garlos Tayada, de treinta y cinco añoos, sufría sólo ligeras contusiones en ambas .rodillas de pronóstico leve.


Noticia nº3– En «La Hormiga de Oro«, una revista editada en Barcelona entre 1884 y 1936 relataba con un corto párrafo y reflejaba con esta fotografía el suceso:

ESTADO EN QUE QUEDÓ EL APARATO DE AVIACION MILITAR DE LA ESCUADRILLA QUE EVOLUCIONABA DURANTE EL ENTIERRO DEL AVIADOR DALIAS, DESPUES DE ATERRIZAJE FORZOSO EN LA RAMBLA DE SANTA MONICA DEL QUE SALIERON GRAVEMENTE HERIDOS EL TENIENTE NUEZ Y EL MECANICO MADARIAGA QUE LO TRIPULABAN. (Foto Merletti)El avión que se estrelló en las Ramblas de Barcelona - La Hormiga de Oro

El avión que se estrelló en las Ramblas de Barcelona


Noticia nº4– El diario de «La Vanguardia» fue quien dedicó más líneas al suceso, relatando punto por punto lo acontecido aquella tarde en Barcelona

El avión que se estrelló en las Ramblas de Barcelona - La VanguardiaCaída de un avión militar en la Rambla
Dos tripulantes gravemente heridos
Los Bomberos sofocanel incendio del aparato
Entierro del Teniente DaliasUna grave avería

Ayer, a primeras horas de la tarde, ocurrió un accidente de aviación que impresionó profundamente a la opinión por las circunstancias en que se desarrolló y por sus dolorosas consecuencias para los tripulantes. Con motivo del acto del entierro del que fue teniente de aviación don Eduardo Dalias, fallecido en León cuando participaba en las maniobras militares, evolucionaron ayer, de tres a cuatro de li. tarde, sobro nuestra ciudad cinco aviones de la base del Prat de Llobregat, para tributar los correspondientes honores al malogrado compañero, señor Dalias. Exactamente, la ] escuadrilla salió de su base a las dos y media de la tarde. Cuando evolucionaba sobre las Ramblas el avión «Breguet número 12-97», tripulado por el subteniente de aviación militar don Rufino Núñez Machado y el mecánico de dicho Cuerpo don Adolfo Madariaga de la Viña, según’ nuestras informaciones sufrió una importante avería. En vista de ello, y temiendo, de una parte, chocar contra la fachada del edificio que ocupa el Principal Palace, y por otra a fin de evitar de estrellarse contra el arroyo de la Rambla de Santa Mónica, con grave peligro para la vida de cuantos ciudadanos circulaban por tan céntrica vía, decidieron orientar el avión hacia el puerto, con el ánimo y la esperanza de conseguir remontar el aparato y aterrizar en un terreno donde las consecuencias del hecho fuesen menos sensibles.

Peligro para los transeúntes, evitado Los cálculos de los aviadores fracasaron, ya que el aparato, debido a la avería sufrida, no pudo reanudar el vuelo. Viendo inevitable la caída, los señores Núñez Machado y Madariaga decidieron dirigirse hacia el arroyo central de la Rambla de Santa Mónica, precipitándose sobre los árboles situados a mano derecha, para que el público se diese cuenta que ocurría algo anormal al avión. Al propio tiempo, realizaron toda clase de esfuerzos para advertir a los transeúntes del grate riesgo que corrían. Eran exactamente las cuatro menos cuarto de la tarde. Desgajando las ramas del arbolado, el avión dio una vuelta de campana, cayendo con gran estrépito. Acto seguido el público, que había observado el peligro y que prudentemente se retiró hacia los arroyos laterales de la Rambla de Santa Mónica, se dirigió al lugar de la caída, para auxiliar a los tripulantes del aparato. Las alas y parte de la cabina del mismo se incendiaron rápidamente, ocurriendo lo propio momentos después con el motor.
El avión que se estrelló en las Ramblas de BarcelonaLos heridos
Varios ciudadanos se apresuraron a retirar de entre los restos del avión a sus tripulantes, los cuales se hallaban gravemente heridos. Rápidamente- el señor Madariaga en un taxi fue conducido al Dispensario de las Casas Consistoriales, y en otro taxi el señor Núñez Machado al de la calle de Barbará. También fue auxiliado en dicho Dispensario don Carlos Tallada, que transitaba por las Ramblas y que fue ligeramente alcanzado por el aparato. Los facultativos de guardia señores Cuenca y Llovera apreciaron al señor Madariaga la rotura de la viscera cervical y graves lesiones en el ojo derecho, de pronóstico grave. El doctor Iglesias Canilla apreció al señor Núfiez una extensa herida en la cabeza, otra en el labio inferior, otras en las dos piernas y conmoción cerebral, de pronóstico grave. Al señor Tallada se le curó de diversas erosiones y contusiones en el cuerpo, de pronóstico leve. Don Rufino Núñez Machado, que, como dejamos dicho, .-es subteniente de aviación militar, tiene treinta y cinco años y es natural de La Coruña; don Adolfo Madariaga de la Viña, de veinticinco años de edad, y don Carlos Tallada Descafilar, de treinta y cinco años, natural de Tortosa y empleado en la Caja de Ahorros. Debido a la gravedad del estado de los señores Madariaga y Núñez fueron conducidos al Hospital militar. Los médicos militares practicaron las primeras curas, realizando al señor Madariaga una delicada intervención quirúrgica, sobre cuyos resultados pocas esperanzas tenían los facultativos.
Circulación interrumpida
El avión que se estrelló en las Ramblas de BarcelonaInmediátamente de ocurrido el hecho acudieron los bomberos, al mando del señor Jordán, quienes procedieron con gran rapidez a sofocar el incendio, que iba consumiendo el aparato. Asimismo acudieron fuerzas de la policía urbana, motoristas de circulación y policía de tráfico, los cuales procedieron a regular el tránsito y a cercar el lugar donde se estrelló el aparato. Los taxis fueron obligados a circular por la calle del Hospital, paralizándose, asimismo, por varios momentos la circulación de tranvías. Esta se restableció a las cuatro y veinte. Las autoridades Seguidamente empezaron a acudir al lugar del suceso nuestras primeras autoridades. Entre ellas vimos al consejero-delegado de Circulación, señor Bernadas; a Ibs consejeros municipales señores Massip, Pía y Martínez Cuenca; al comandante de los mozos de escuadra, señor Pérez Farras; al capitán de aviación militar don Servando Meana, al comandante jefe de la Aeronáutica, señor Sandino, y el capitán señor Ramírez. También acudió el consejero de Obras públicas y Asistencia social, señor Mestres, con el director general de Administración local, señor España, y los respectivos secretarios, señores Foix y Dardalló; el jefe de los servicios de Aviación civil de la Generalidad, señor Canudas, y otros.
La recogida del aparato
El avión que se estrelló en las Ramblas de BarcelonaUna sección de aviación militar acudió también con rapidez para guardar los restos del aparato hasta que las autoridades militar y judicial hubiese^ instruido las primeras diligencias. Hecho ésto, a las cinco y cuarto los mecánicos de aviación militar procedieron a retirar los restos del aparato, en cuya tarea emplearon cerca de una hora y media, ya que quedó terminada a las siete y cuarto. A dicha hora se retiraron los restos en dos camiones, siendo conducidos a los talleres de la Aeronáutica Naval, situados en el muelle del contradique. Durante las operaciones citadas se estacionó numerosísimo público en la Rambla de Santa Mónica. Cuidaban de que no se alterase el orden, como queda dicho anteriormente, fuerzas de policía urbana, con el auxilio de una sección de asalto, que llegó en una camioneta poco después de ocurrido el hecho. También se hallaban en el lugar del suceso varios agentes de policía de la Generalidad, acudiendo, asimismo, a poco de caer el aparato el comisario de Policía del distrito de Atarazanas, don Antonio de Mesa.
Entierro del cadáver de un aviador militar
Ayer por la tarde se efectuó la ceremonia de trasladar el cadáver del aviador militar don Eduardo Dalias Charte desde el Hospital Militar al cementerio nuevo, donde se dio al cuerpo tierra sagrada. La comitiva se organizó en el patia del Hospital Militar, poniéndose en marcha el cortejo fúnebre a las tres y media de la tarde. Presidió el duelo el general de la División, don Domingo Batet, a quien acompañaban en la presidencia el hermano político del finado, don Vicente Guarner, comandante de infantería, diplomado de Estado Mayor; el consejero regidor, señor Oliva, en representación del alcalde, y los generales San Pedro, de infantería, y Santiago, de la Guardia civil. En el duelo figuraban el jefe del Estado Mayor de la División, don Manuel Martínez; el director de la Escuela de Aviación, don Manuel de la Sierra Bustamante; el jefe de los Somatenes, señor Pérez Salas; los ayudantes del general Batet, señores Herrero y Lacanal; el inspector señor Garay, en representación del señor Carreras Pons; comisiones de los cuerpos de la guarnición y toda la oficialidad de la aviaoión de tierra y mar, así como una numerosísima representación de la aviación civil. El ataúd, que iba cubierto con la bandera republicana, fue llevado a hombros de los compañeros del finado, entre los cuales había dos oficiales del ejército de Méjico, alumnos de nuestra escuela de aviación. El clero parroquial, con cruz alzada, acompafi i al cadáver desde la puerta de la capilla del Hospital Militar, donde se cantó el primer responso, hasta la plaza de Sepúlveda, donde se despidió el duelo.


10 de las muertes más absurdas de la historia

muerte-francois-vatel1- François Vatel (1631–1671)

Cocinero y maitre francés de origen suizo, famoso por haber inventado la crema chantillí en el castillo del mismo nombre (Chantilly), donde servía a Luis II, Príncipe de Borbón-Condé. El destino de la Casa de Condé dependía en gran parte del éxito que alcanzaran los festejos, por lo que toda la responsabilidad recaía sobre su maitre François Vatel maestro de ceremonias, Vatel, tiene quince días para preparar los elaborados menús y sus grandiosas puestas en escena, que harán las delicias de la corte. En el mismo banquete, el consumado perfeccionista Vatel, no pudo afrontar que el marisco llegara a su cocina con retraso, enloquecido por la tardanza del pescado se suicidó atravesándose una espada.


2- Papa Adriano IV (1100 – 1159)

muerte-adriano-viPapa nº 169 de la Iglesia católica de 1154 a 1159. Fue el único papa de origen inglés de la historia. En 1157 Adriano llega a un acuerdo con el pueblo romano que le permite regresar a Roma. El papa durante una visita a la localidad de Agnani, se acercó a la fuente de la plaza del pueblo para beber agua, pero una mosca entró en su garganta, y al no poder extraérla, el papa falleció de asfixia. Por más que lo intentaron, nada se pudo hacer y murió asfixiado de la forma más tonta.


3- Arquímedes de Siracusa (287 a.C.–212 a.C)

muerte-arquimedesFue un físico, ingeniero, inventor, astrónomo y matemático griego que es considerado uno de los científicos más importantes de la Antigüedad clásica. Plutarco nos da hasta tres versiones diferentes. De acuerdo con su relato más popular, Arquímedes estaba contemplando un diagrama matemático cuando la ciudad fue tomada. Un soldado romano le ordenó ir a encontrarse con el General, pero Arquímedes hizo caso omiso a esto, diciendo que tenía que resolver antes el problema. El soldado, enfurecido ante la respuesta, mató a Arquímedes con su espada. Sin embargo, Plutarco también brinda otros dos relatos menos conocidos de la muerte de Arquímedes, el primero de los cuales sugiere que podría haber sido asesinado mientras intentaba rendirse ante un soldado romano, y mientras le pedía más tiempo para poder resolver un problema en el que estaba trabajando. De acuerdo con la tercera historia, Arquímedes portaba instrumentos matemáticos, y fue asesinado porque el soldado pensó que eran objetos valiosos. Tito Livio, por su parte, se limita a decir que Arquímedes estaba inclinado sobre unos dibujos que había trazado en el suelo cuando un soldado que desconocía quién era, le mató. En cualquier caso, según todos los relatos, una de las muertes más absurdas de la historia.


4- Esquilo (525 a.C.-456 a.C)

muerte-esquiloFue un dramaturgo griego. Predecesor de Sófocles y Eurípides, es considerado como el primer gran representante de la tragedia griega. Poco antes de su muerte, el oráculo le vaticinó que moriría aplastado por una casa, por lo que decidió residir fuera de la ciudad. Curiosamente, falleció al ser golpeado por el caparazón de una tortuga, que fue soltado por un aguila desde el aire.


5- Papa Paulo II (1417-1471)

muerte-paulo-iiPapa nº 211 de la Iglesia católica desde 1464 hasta 1471. Oficialmente la muerte se debió a una indigestión con melón o un atoro con otra fruta. Sin embargo, la leyenda extendida dice que murió de un infarto en su cama mientras era sodomizado por un paje, pues corrían rumores acerca de su homosexualidad; si bien, esta y otras leyendas pueden haber sido alimentadas por la enemistad que mantenía con los funcionarios vaticanos, decepcionados por sus tímidas reformas en la administración.


6- Li Bai (701-762)

muerte-li-baiPoeta chino considerado el mayor poeta romántico de la dinastía Tang fue conocido como el poeta inmortal, se encuentra entre los más respetados poetas de la historia de la literatura china. Aproximadamente mil poemas suyos subsisten en la actualidad. Se dice que se murió ahogado en el río Yangzi, habiendo caído de su bote al intentar abrazar el reflejo de la luna, estando bajo los efectos del alcohol.


7- Enrique I de Castilla (1204-1217)

muerte-enrique-i-castillaHijo de Alfonso VIII y de la reina Leonor de Plantagenet. Falleció en la ciudad de Palencia a los trece años de edad de modo accidental como consecuencia de una herida recibida en el Palacio episcopal mientras jugaba con otros niños. Los Anales Toledanos Primeros refieren del siguiente modo: El rey don Enric trevellaba con sus mozos e firiolo un mozo con una piedra en la cabeza non por su grado e murió ende VI días de junio en día de martes era MCCLV


8- Felipe I de Castilla, «El Hermoso» (1478 – 1506)

muerte-felipe-i-castillaSu muerte, acaeció en la burgalesa Casa del Cordón. Según parece, se encontraba Felipe en Burgos jugando a la pelota cuando, tras el juego, sudando todavía, bebió abundante agua fría, por lo cual cayó enfermo con alta fiebre y murió unos días después.

 

 


9- Adolfo Federico de Suecia (1710 – 1771)

muerte-adolfo-federico-sueciaRey de Suecia a partir de 1751. Adolfo Federico murió en Estocolmo el 12 de febrero de 1771 de problemas digestivos después de haber terminado una opípara cena de marisco, caviar, chucrut, sopa de repollo, ciervo ahumado, mucho champán y catorce platos de su postre preferido.

 

 


10- Alejandro I de Grecia (1893 – 1920)

muerte-alejandro-i-greciaFue el tercer Rey de los Helenos desde 1917 hasta su muerte. El 2 de octubre de 1920, se produjo un incidente mientras Alejandro I paseaba por sus dominios de Tatoi. Un mono doméstico, que pertenecía al administrador de los viñedos del palacio atacó al pastor alemán del soberano y este, al intentar separar a los dos animales, fue mordido en la pierna y en el estómago por otro primate. Los criados acudieron y cazaron a los monos. La herida del soberano fue limpiada enseguida y vendada, pero no cauterizada. El soberano no prestó ninguna atención a lo que acababa de suceder e incluso pidió que la noticia no fuera comunicada. Alejandro empezó a sufrir una fuerte fiebre, su herida se infectó y enfermó rápidamente de sepsis. El joven monarca sufrió atrozmente debido a la infección y sus crisis de dolor, muerió pasados apenas unso días

 

14 fotos de Egipto que no has visto nunca…

Aquí tienes 14 fotos de Egipto que no has visto nunca. ¿Os imagináis poder ver Egipto tal y como estaba cuando llegaron los primeros exploradores? ¿Que sensaciones tuvieron al entrar en una tumba sellada hace 4000 años? ¿Como estaban los templos?

El gran templo - fotos de Egipto
1878 Abu Simbel – El gran templo. Fachada con los cuatro colosos de Ramsés II sentados y gran parte de la entrada cubierta de arena. Fotógrafo: Béchard, H.
estatuas-osiris-Abu-Simbel
1880 Abu Simbel – Estatuas Osiríacas en el Gran Salón todavía recubiertas de arena hasta las rodillas. Fotógrafo: Beato, A.
Templo de Hathor - fotos de Egipto
1930 Abu Simbel – Templo de Hathor dedicado por Ramses II a su esposa Nefertari y donde vemos a un ferry pasando a escasos metros del templo.
Templo-Philae
1887  Philae – Templo de Isis. El patio de las columnas visto desde lo alto del pilono situado en el sur-oeste. Fotógrafo: Béchard, H.
Templo-Philae-columnas - fotos de Egipto
1890 Philae – Templo de Isis. Vista de las columnas oeste. Fotógrafo: Béchard, H.
Templo-Philae-pilonos - fotos de Egipto
1890 Philae – Templo de Isis. El patio con la columnata este y el primer pilono. Fotógrafo: Zangaki, G.
Templo-Philae-inundado - fotos de Egipto
1905 Philae – Templo de Isis. El patio con la columnata este y el primer pilono parcialmente sumergidos en las aguas por la primera presa de Asuán. Fotógrafo: Peridis
Giza-esfinge
1880 Giza – La gran esfinge cubierta de arena. Fotógrafo: Sebah, J. P.
Giza-esfinge - fotos de Egipto
1890 Giza – La Gran Esfinge después del despeje de arena de 1886, con la pirámide de Micerinos en el fondo. Fotógrafo: Beato, A.
Giza-piramides - fotos de Egipto
1890 Giza – Las pirámides durante la inundación, desde el noreste. Fotógrafo: Zangaki, G.
Giza-piramides-inundacion
1890 Giza – La pirámide de Khufu durante la inundación, desde el noreste. Fotógrafo: Bonfils, F.
sakara
1890 Saqqara – La pirámide escalonada de Zoser del noroeste. Fotógrafo: Lekegian, G
Dendhera
1875 Dendera – El templo de Hathor. La fachada principal. Fotógrafo: Sebah, J. P.
komombo
1872 Kom Ombo – El templo de Haroeris y Sobek. Fotógrafo: Sebah, J. P.

Fotos