El Ágora, compara ahora y antes – 10 fotos de Grecia

08 de 10- El Ágora - Ahora y antes

El Ágora. Durante el período arcaico en la cara noroeste de la Acrópolis, entre las colinas de las Ninfas y los Aerópagos sólo había un cementerio. Sin embargo, desde el 600 a.C., este lugar se va paulatinamente edificando y habitando y en no mucho tiempo pasa a convertirse en el centro de la vida pública de Atenas, así como la Acrópolis era el centro de la vida religiosa.

Los atenienses acudían a este lugar de encuentro ciudadano, a este amplio espacio abierto donde, como la palabra «ágora» indica, se concentraban gentes y edificios. A pesar de los ingentes daños que aquí causaron los persas, el Ágora había sido ya restaurada mucho antes de la época de Pericles. Con los romanos continúa creciendo: los arquitectos habían abandonado el concepto de un espacio central abierto y, de este modo, comienzan a construir edificios públicos incluso en el Ágora misma.

En el 267 d.C., una de las invasiones hérulas la destruye por completo y durante los 150 años siguientes no es sino un lugar lleno de ruinas, al otro lado de las nuevas murallas de la ciudad.

Durante el siglo V a.C., en el emplazamiento del Ágora se construye un amplio gimnasio que estuvo en uso hasta finales del siglo siguiente. A partir de entonces, toda el área se puebla de humildes asentamientos, semejantes a los que todavía encontramos en la actualidad en la cercana Placa.

En el lado occidental del Ágora, podemos ver sobre una colina el Templo de Hefaistos, el cual, a pesar de estar consagrado a Hefaistos y Atenea, recibe desde la Edad Media el nombre de Teseón. El Hefaisteón se conserva en excelentes condiciones gracias a una restauración efectuada en el siglo VII d.C. y al hecho de haber sido transformado en el año 1300 en una iglesia ortodoxa dedicada a San Jorge. Con el fin de convertirlo en templo cristiano, se añadió un arco, se tabicó el espacio existente entre las columnas y se abrieron varias tumbas en el suelo de la nueva iglesia, protegida por una cúpula. Todos estos añadidos han sido eliminados en la actualidad y el templo ha vuelto, a su forma primitiva.

La construcción da inicio en el 448 a.C., inmediatamente después de la firma del tratado de paz con Persia, y sigue un diseño similar al de otros tres templos: el de Poseidón en Sunion, el de Némesis en Ramnous y el de Ares, trasladado en época romana desde la provincia ática de Acarne al Ágora donde fue reconstruido. Todo hace creer que los cuatro edificios sean obra de un único arquitecto de identidad desconocida.

El Hefaisteion es un templo períptero de cien pies áticos de longitud (32,77 metros) con seis columnas dóricas en las fachadas y trece en los laterales. Cada columna mide 5,88 metros de altura y tiene veinte profundas acanaladuras. Los frisos, hoy perdidos, contenían relieves con representaciones de la Centauromaquia y de la apoteosis de Heracles. Conservamos, sin embargo, las diez métopas de la fachada, que narran los Trabajos de Heracles, y las primeras cuatro métopas de cada lateral, con los Trabajos de Teseo.

Probablemente estas últimas contribuyeron, tal y como señalamos antes, a que en la Edad Media el edificio fuera rebautizado. En su interior, el templo tenía dos pilares dóricos de 5,38 metros de altura, los cuales, siguiendo un estilo absolutamente innovativo, sostenían un arquitrabe que se prolongaba hasta las columnas exteriores. De este modo se destacaba graciosamente el espacio entre la parte delantera y las columnas laterales formando una especie de antecámara.

Esta nueva autonomía espacial quedaba resaltada gracias a una métopa situada sobre el arquitrabe, en la que se veían escenas de batallas contra cíclopes y gigantes. Como en el Partenón, el templo tenía al interno de los tres laterales una doble hilera de columnas dóricas en dos niveles. Cada lado habría estado cubierto con una mano de estuco dorado que hoy se ha perdido. Aquí se custodiaban las estatuas de Hefaistos y Atenea, obra del escultor Alcámenes. En el lado derecho hay varias tumbas de caídos en la guerra de liberación griega, algunos de ellos son británicos y dos son italianos.

En la parte del Ágora que mira hacia la colina del Teseón quedan restos de edificios públicos del siglo V a.C. Entre ellos podemos destacar por su importancia: la Estoa de Zeus Eleutherios -defensor de la Libertad-, el templo de Apolo Patróos, el Metroon -peculiar construcción que albergaba tanto el sagrario de la Madre de los dioses como los Archivos de Estado-, el Buleuterio -donde se reunían los 500 miembros del Parlamento-, y el edificio circular, denominado Tholos, en el que los Pritanes acudían a comer y a ejercer sus funciones gubernamentales.

Ante el Metroon, sobre un largo pedestal de mármol, estaban las figuras de bronce dorado de los diez Héroes epónimos que habían dado nombre a las diez tribus del Atica. En la parte delantera del pedestal había unos tablones de anun-cios de madera donde se exponían todas las disposiciones legales oficiales y las noticias.

Justo enfrente del templo de Apolo Patróos, podemos ver los cimientos del templo de Ares, construido en el siglo V a.0 en Acarné por el ignoto arquitecto del Teseo. Por orden de Augusto, el templo fue trasladado, como símbolo de victoria, a su emplazamiento en el Ágora. Los railes del tren Atenas-Pireo cruzan los edificios del extremo norte del Agora.

En este punto, las excavaciones sacaron a la luz la Estoa Basileos, sede del Arconte bajo cuya presidencia se reunía el consejo de los Aerópagos para juzgar casos de homicido, incendio y sacrilegio. Aquí se celebró en el 399 el juicio contra Sócrates.

En el lado norte, podemos ver los restos de la Eliaia, el Tribunal más importante del Ática. Durante el período helenístico, se construyeron en el lado oriental y meridional del Ágora tres amplios pórticos a dos niveles. El rey egipcio Tolomeo VI dedicó, probablemente, como gimnasio el pórtico sur. De él nos quedan en la actualidad sólo unos cuantos restos sobre los cuales se edificarían más tarde los baños públicos.

El pórtico oriental fue construido por Atalo II, rey de Pérgamo (159-138 a.C.) y hoy día domina el Ágora, tras una atenta y cuidadosa remodelación llevada a cabo por la Escuela americana entre 1953 y 1956. La fachada, restaurada con mármol pentélico, tiene 116,5 metros de largo, 45 columnas dóricas en el nivel inferior y 45 columnas jónicas en el superior. El interior mide 19,5 metros de profundidad y está dividido en dos naves mediante una hilera longitudinal de 25 columnas de orden jónico en el nivel inferior y 25 de orden corintio en el superior.

En el año 267 d.C., la Estoa de Atalo fue incendiada por los hérulos. Sus restos quedarían posteriormente incorporados a los nuevos muros. En la actualidad podemos observar su estructura desde el segundo piso. La Estoa alberga el Museo del Ágora donde se exhiben los hallazgos de las excavaciones arqueológicas. 

En época romana, en el 14 a.C., el yerno de Augusto, Agripa, levantó en el centro de la plaza un grandioso edificio: el Odeón. Era un auditorio semicircular colocado en el interior de un local cerrado de planta cuadrangular, que tenía en cada lado hileras longitudinales de columnas, cubiertas y a dos niveles. El Odeón fue destruido en el 267 d.C. Sobre sus ruinas se edificó hacia el 400 d.C. el imponente Gimnasio de los Gigantes, denominado así por las colosales estatuas de un gigante y dos tritones que decoraban el propileo y que podemos contemplar aún hoy.

07- El Odeón de Herodes

09 - El Templo de Poseidón

El Templo de Poseidón, compara ahora y antes – 10 fotos de Grecia

09 de 10- El Templo de Poseidon - Ahora y antes

EL TEMPLO DE POSEIDON EN CABO SUNION. El cabo Sunion, extremo oriental del Atica, se adentra en el mar Egeo: es la primera porción de tierra que avistan los navegantes procedentes de las islas Egeas o de las costas de Asia Menor; es la última que dejan atrás quienes parten de Atenas. Por ello, ya en tiempos remotos, se erigió aquí un templo consagrado a Poseidón, el dios del mar.

Desde fines del siglo VII a.C. en adelante, comenzaron a emplazarse en este mismo lugar los colosales kouroi (estatuas de muchachos) que se conservan en la actualidad en el Museo Arqueológico Nacional de Atenas. A comienzos del siglo V, en la punta del cabo, dio inicio la construcción de un templo arcaico de toba local (poros) que, en el 480 a.C., sería destruido por los persas antes de ser ultimado.

 

En su lugar se construyó, entre el 445 y el 440 a.C., un amplio templo dórico del que se conservan quince columnas -nueve en el lado sur y seis en el lado norte-.

Originalmente había seis columnas en las fachadas y trece en los laterales, con dieciséis canaladuras en cada fuste en lugar de las veinte tradicionales. El interior del templo poseía la disposición tripartita clásica: un pórtico, una cella (habitación central) y un ophistodomos (habitación trasera). Sin embargo, como en el Hefaisteo también aquí el arquitrabe superior se extiende a lo largo de la cella hasta llegar a la columnata externa. El pórtico estaba decorado internamente con una métopa jónica de mármol de Paros que representaba escenas de batallas contra las amazonas.

08- El Ágora

10- El Templo de Afaya en Egina

El Templo de Afaya, compara ahora y antes – 10 fotos de Grecia

10 de 10 - El Templo de Afaya - Ahora y antes

EL TEMPLO DE AFAYA EN EGINA. Situada exactamente en el centro del golfo de Sarónica, entre Atenas, Corinto y Epidauro, la pequeña isla griega de Egina goza de una posición privilegiada.

Habitada desde el Neolítico, ha llegado hasta nuestros días gran cantidad de materiales que nos hablan de la vida y la civilización de sus primeros pobladores. Durante la denominada Edad Media Griega, la isla quedó desierta, pero en torno al 850 a.C., se asientan en ella pueblos dóricos procedentes de Epidauro.

En el siglo VII a.C., Egina era ya una de las mayores potencias navales. Sabemos también que fue la primera ciudad griega que acuñó moneda. Como aliada de Esparta y demás ciudades del Peloponeso, fue durante muchos años una poderosa adversaria de Atenas en el campo naval, hasta que dos derrotas y la toma de la ciudad en el 457 a.C. la sometieron a Atenas.

Durante su período de esplendor, en la isla -ya famosa por sus talleres de bronce, latón y alfarería– se erigieron hermosos santuarios. El más célebre es el santuario de Afaya, una diosa del lugar relacionada con la diosa cretense Briomarte y, más tarde, identificada con Atenea.

A unos 20 Km. de la ciudad, en una imponente terraza artificial que domina por completo el golfo de Sarónica, se abría un recinto sagrado con un templo del período arcaico.

Hacia el 510 a.C., este antiguo templo fue destruido y reemplazado por una de las obras maestras de la arquitectura arcaica griega: un amplio templo dórico construido con toba local y recubierto con losas de mármol decoradas con ilustraciones pictóricas.

El templo, períptero, presentaba seis columnas dóricas en cada fachada, doce en cada uno de los dos laterales y, en el interior, dos en el pórtico y dos en el opisthodomos. La cella quedaba dividida en tres naves por dos hileras de cinco columnas. Sobre ellas, había otra hilera de columnas más pequeñas que sostenían el techo. El aspecto polícromo original se ha perdido.

Sin embargo, gran parte de las columnas y fragmentos de los arquitrabes, las métopas y los muros de la cella se restauraron entre 1956 y 1960. Los orificios entre las columnas revelan la existencia anterior de travesaños. Los frisos se cuentan entre las obras cumbres del arte arcaico griego. Estaban decorados con representaciones escultóricas de mármol de Paros que narraban las empresas de los héroes egeos, en particular las de Ayante y su padre, Telamón, durante la guerra de Troya, bajo la mirada vigilante de Atenea.

En 1811, Coquerel las descubrió y las vendió después a Luis I de Baviera, quien encargó su restauración al escultor Thordwaldsen. Este realizó un pésimo trabajo, tras el cual las esculturas fueron expuestas en el Musco de Munich, donde permanecen en la actualidad.

Muchos años después, durante unas excavaciones efectuadas en el recinto sagrado, salieron a la luz los restos de un tercer friso, que se custodian hoy en el Museo Arqueológico Nacional de Atenas. Probablemente formaban parte de una obra anterior que estaba destinada al friso occidental, destruido por los persas en el 490 a.C., y que fue expuesta más tarde en recuerdo de la ferocidad asiática.

09- El Templo de Poseidón

01 - La Acrópolis

La Acrópolis, compara ahora y antes – 10 fotos de Grecia

01 de 10- La Acrópolis - Ahora y antes

Desplaza la barra central para comparar presente y pasado

La Acrópolis. Atenas ocupa casi la totalidad de la llanura comprendida entre el golfo de Sarónico y las montañas atenienses. En el centro de esta área mítica surge imponente el lugar donde continúa aún latiendo, después de tantos siglos, el corazón de la ciudad: el promontorio calizo de la Acrópolis. En torno a él, nacieron y se desarrollaron los mitos más antiguos; en él vivió el legendario rey Teseo.

Fortificado con altas murallas desde los tiempos micénicos, aquí se edificó, alrededor del 550 a.C., en tiempos de Pisístrato, el palacio residencial consagrado al culto de los dioses, cuyos restos son todavía visibles en la actualidad. A partir de ese momento, se van añadiendo continuamente gran cantidad de templos y estatuas. Cuando en el año 480 a.C. los persas redujeron en ruinas la roca de la Acrópolis, bastó un breve período de tiempo para que todos los edificios fueran nuevamente reconstruidos. Y esta reconstrucción se convirtió en el símbolo del triunfo de Atenas.

Pericles, bajo cuyo mando estaba la ciudad, se rodeó de los mayores artistas de la época, guiados por el genio supervisor de Fidias. En pocos años, la Acrópolis adquiere el grandioso aspecto que hace de ella una joya única, un símbolo del elegante equilibrio ático y una de las mayores obras maestras del mundo occidental. A los monumentos ya existentes, vinieron a sumarse un nuevo y espléndido templo consagrado a Atenea Virgen, el Partenón, y una imponente entrada, los  Propileos

Más tarde, se construyó el pequeño templo de Atenea Nike y, en el extremo norte del promontorio, se levantó el Erecteion, peculiar edificio que alojó a algunas de las más antiguas deidades.

Durante el último período de la dominación romana, y más aún durante la Edad Media griega, la Acrópolis sirvió a los fines para los que había sido inicialmente construida: se utilizó como fortaleza. Los edificios clásicos fueron circundados con nuevos sistemas defensivos, de tal manera que, si bien por una parte quedaban escondidos a la vista, por otra quedaban también protegidos. A pesar de ello, los mármoles sagrados sufrieron graves y numerosos daños a causa de las luchas entre los conquistadores turcos y los venecianos. A lo largo de las repetidas invasiones muchos de ellos fueron robados. Lo mismo sucedió con una cantidad considerable de estatuas y frisos, los llamados Mármoles de Elgin, que toman su nombre del Lord británico que, a principios del siglo XIX, los substrajo y envio por barco a Londres, ciudad en la que se conservan actualmente.

Tras la emancipación de Grecia del dominio turco, en 1832, los edificios antiguos se purificaron de añadidos posteriores y, después de las sucesivas excavaciones arqueológicas y restauraciones, la Acrópolis tomó su aspecto actual. Recientemente, un nuevo peligro, la contaminación atmosférica, ha hecho necesaria la substitución de algunas esculturas originales con copias.

02- El propileo

La pirámide de Dyeser se inaugurará en 2017

EL CAIRO – 30 de octubre de 2017. La pirámide de Dyeser se inaugurará en 2017

La pirámide de Dyeser

El Ministerio de Antigüedades de Egipto está trabajando actualmente en el mantenimiento y la restauración de la pirámide Dyeser para inaugurarla antes de finales de este año, tal como estaba previsto.

«El sector de proyectos del Ministerio de Antigüedades casi ha terminado el trabajo de restauración de la Pirámide Dyeser; la pirámide definitivamente se inaugurará en 2017», dijo Waad Aboul Ela, director del sector de proyectos.

El reconocido arqueólogo egipcio Zahi Hawas dio seguimiento a los trabajos de restauración de la pirámide de Dyeser que se están llevando a cabo en un esfuerzo por consolidar el monumento de 4.600 años contra el tiempo. La pirámide Dyeser es la primera estructura de piedra en la historia construida, rey de la tercera dinastía de Egipto.

El gabinete ha decidido asignar 15.3 millones de libras egipcias (726.834 €) para consolidar la restauración y el mantenimiento de la pirámide. La restauración y el mantenimiento de la pirámide se detuvieron en 2011, después de que el informe de la UNESCO emitido en septiembre del mismo año indicara que las fachadas exteriores de la pirámide habían sufrido por falta de mantenimiento a lo largo de los siglos.

Además, la eliminación de los bloques a nivel de suelo del cuerpo de la pirámide condujo a la creación de muchas cavidades muy grandes en varias áreas, así como a la aparición de muchos bloques que colgaban sin pilares para soportarlos.

El informe también confirmó la existencia de algunos problemas en el trabajo de restauración. Más tarde, se difundieron rumores de que la pirámide fue eliminada de la Lista del Patrimonio Mundial.

El trabajo de restauración de la pirámide comenzó en 2006 y estaba programado para finalizar en 2009. Pero los temores por la seguridad de la pirámide aumentaron después del informe de la UNESCO, que reconoció que muchas irregularidades ocurrieron durante al trabajo de la compañía de mantenimiento; por lo tanto, todo el trabajo de restauración se detuvo desde entonces.

Estas irregularidades fueron técnicas, particularmente en el uso de la piedra caliza para taponar las aberturas que emergieron en la base de la pirámide, dando lugar a la distorsión de la forma externa de la pirámide. Además, la carga excesiva de la pirámide se convirtió en una amenaza.

Fuente: Egypttoday

Resuelto el misterio del transporte de piedras de la Gran Pirámide

Un pergamino explica cómo los egipcios transportaron 170.000 toneladas de piedra caliza desde Asuán hasta Guiza, a 857 kilómetros.

Ha sido durante siglos uno de los mayores enigmas del mundo: cómo una sociedad de la Edad de Bronce sin apenas tecnología construyó la Gran Pirámide de Egipto en Giza, el más antiguo y único sobreviviente de las Siete Maravillas del Mundo Antiguo.

Ahora, los arqueólogos han descubierto pruebas fascinantes que muestran cómo los egipcios transportaron bloques de piedra caliza y granito de 2,5 toneladas a 857 kilómetros de distancia para construir la tumba del faraón Khufu, aproximadamente sobre el 2.600 aC.

A 481 pies de altura, es la más grande de todas las pirámides y fue, hasta la Edad Media, la estructura artificial más grande de la Tierra. Ahora el descubrimiento de un antiguo papiro, un barco ceremonial y un ingenioso sistema de obras hidráulicas han arrojado luz sobre la infraestructura creada por los constructores.

Egiptólogo Mark Lehner

El detallado material arqueológico muestra como miles de trabajadores profesionales transportaron 170.000 toneladas de piedra caliza a lo largo del Nilo en barcos de madera unidos por cuerdas, a través de un sistema especialmente construido de canales a un puerto interior a pocos metros de la base de la pirámide.

Se ha encontrado también un rollo de papiro antiguo en el puerto marítimo de Wadi Al-Jarf, que ha dado una nueva visión del papel que los barcos desempeñaron en la construcción de la pirámide.

Papiro Merer

Escrito por Merer, un capataz a cargo de un equipo de 40 obreros de élite, es el único relato de primera mano de la construcción de la Gran Pirámide, y describe en detalle cómo piedras de caliza fueron enviadas aguas abajo de Tura a Giza.

Fuente

¿Descifrado el manuscrito Voynich?

¿Se ha resuelto el misterio del manuscrito Voynich de 600 años de antigüedad? Un experto afirma que es un manual de salud escrito para una ‘dama de bien hacer’ para ayudarle a tratar problemas ginecológicos.

Voynich
Ahora un académico británico afirma que el misterioso documento medieval identifica los remedios herbales y es sólo un manual de salud para una mujer rica que busca tratar condiciones ginecológicas

– El manuscrito Voynich fue descubierto en un monasterio italiano en 1912.
– Los criptógrafos han estado tratando de descifrar el texto durante décadas.
– Está lleno de ilustraciones de plantas exóticas, estrellas y misteriosas figuras humanas.
– Las ligaduras latinas describen los remedios y la información médica.
– Él cree que cada carácter representa una palabra abreviada, y no una letra.
– Las mismas «palabras dominantes» aparecieron en documentos médicos y el Voynich.

Voynich
La mezcla intrigante del libro de la escritura elegante y los dibujos de plantas extrañas y de mujeres desnudas tiene algo de creer que sostiene poderes mágicos

Durante más de un siglo, los investigadores han estado tratando de descifrar textos antiguos encontrados en el manuscrito Voynich. El documento de 600 años de antigüedad se describe como «el texto medieval más misterioso del mundo».Está lleno de ilustraciones de plantas exóticas, estrellas y misteriosas figuras humanas, así como muchas páginas escritas en un texto desconocido. Ahora, un académico británico afirma que el documento es, de hecho, un manual de salud para una señora «acomodada» que busca tratar las condiciones ginecológicas.

Nicholas Gibbs, que es un experto en los manuscritos médicos medievales, dijo que llegó a la conclusión después de descubrir que el texto está escrito en ligaduras latinas que describen los remedios de la información médica estándar.

Las ligaduras latinas fueron «desarrolladas como atajos escriptoriales» y se han utilizado desde tiempos griegos y romanos.

Por ejemplo, el signo común (&) se desarrolla a partir de una ligadura cuando se combinan las letras latinas e y t (deletreado ‘et’ que significa ‘y’).

Voynich
El manuscrito, que se celebra actualmente en la Universidad de Yale, pasó por varios propietarios antes de que terminara en manos de un librero de Londres llamado Wilfrid Voynich en 1912

El Sr. Gibbs, que afirma ser un investigador de historia profesional, escribió sobre su trabajo para el suplemento literario Times. Él escribió estudiando el latín medieval «se hizo obvio que cada carácter en el manuscrito de Voynich representó una palabra abreviada, y no una letra».

Él encontró las mismas «palabras dominantes» aparecidas en estos documentos médicos y el Voynich. Muchos de los atajos parecían haber sido «copiados» de otros tratados médicos, dijo.

Las imágenes de mujeres desnudas y plantas curativas también sugirieron que se refirió a la aromaterapia, practicada por el sanador griego Hipócrates y el naturalista romano Plinio el Viejo. Él cree que las ilustraciones de los remedios de la planta, las cartas del zodiaco y las instrucciones en baños termales indican que quienquiera que escribió el documento tenía una buena comprensión de la medicina medieval.

El baño era practicado por griegos y romanos ya lo largo de la Edad Media como una forma de salud y curación. La curación de las quejas ginecológicas y otras enfermedades femeninas a menudo involucraban «tomar las aguas», ya sea bañándolas o ingeriéndolas.

El Sr. Gibbs también observó los cilindros-estufas de cocinar medievales con los recipientes hirviendo invertidos que fueron utilizados para las infusiones. Esta imagen coincide con la de una estufa en un manual escrito por el cirujano y botánico Hieronyus Brunschwygk (1450-1512). Sin embargo, él todavía no puede traducir completamente las recetas.

El principal problema, dice, es que el manuscrito no tiene sus índices.

«En aras de la brevedad», escribió el Sr. Gibbs, «el nombre de la planta y el malestar eran superfluos en el texto, siempre que pudieran encontrarse en los índices con un número de página».

VoynichEl manuscrito es ampliamente celebrado entre los criptógrafos y la datación por radiocarbono sugiere que tuvo entre escrito a principios del siglo XV. El texto, que ahora se lleva a cabo en la Biblioteca Beinecke de la Universidad de Yale, fue pasado por varios propietarios antes de que terminara en manos de un librero de Londres llamado Wilfrid Voynich en 1912.

El señor Gibbs pasó tres años estudiando el manuscrito y afirma que Voynich era un «vendedora de libros tortuosos que alentaba los «chiflados y teorías de la conspiración» que le siguieron.

La mezcla intrigante del libro de la escritura elegante y los dibujos de plantas extrañas y de mujeres desnudas tiene algo de creer que sostiene poderes mágicos. Incluso ha aparecido en el último juego de ordenador Assassin’s Creed, así como en las novelas de Indiana Jones, cuando Indiana decodificó el Voynich y lo usó para encontrar la ‘Piedra Filosofal’.

Según el Sr. Gibbs, Voynich fingió que había sido escrito por Roger Bacon.

Bacon era un fraile y filósofo del siglo XIII que ocultó sus obras con código para que la iglesia no pudiera descifrar lo que había escrito. El texto terminó en manos de un librero llamado Wilfrid Voynich en 1912. Pero esa teoría fue descartada cuando el manuscrito tenía fecha de carbono y se encontró que se originó entre 1404 y 1438.

Sr. Gibbs dice que nadie reconoció la escritura porque asumieron que era código.

El problema era que ninguno de los criptógrafos eran historiadores; ninguno conocía manuscritos medievales», dijo.

Él cree que el manuscrito muestra una serie de ingredientes para las recetas con las cantidades necesarias.

«Los seres humanos no son naturalmente complicados. Ellos buscan atajos en todo el lugar», dijo, pero añadió que el manuscrito todavía estaba demostrando’ resistente a la interpretación ‘.

En agosto del año pasado, Siloe, una pequeña editorial situada en el norte de España, se aseguró el derecho de clonar el documento. «Tocar el Voynich es una experiencia», dijo Juan José García, director de Siloe, con sede en Burgos, en el norte de España.

«Es un libro que tiene tal aura de misterio que cuando lo ves por primera vez … te llena de una emoción que es muy difícil de describir».

Siloe, que se especializa en facsímiles de manuscritos antiguos, ha comprado los derechos de hacer 898 réplicas exactas de la Voynich. Las copias serán tan fieles que cada mancha, agujero, lágrima cosida en el pergamino será reproducido. La empresa siempre publica 898 réplicas de cada obra que clona – un número que es un palíndromo, o una figura que lee lo mismo hacia atrás o hacia delante.

La editorial planea vender los clones, también conocidos como facsímiles, entre 7.000 y 8.000 euros cada uno (6.030 a 6.891 euros o 7.800 a 8.900 dólares) cada vez que se completan, y cerca de 300 personas ya han realizado pedidos previos.

Fuente

¿Hallada la tumba de Ankhesenamun, esposa de Tutankhamon?

El famoso arqueólogo Zahi Hawass y su equipo dicen que encontraron evidencias de una tumba que podría pertenecer a la esposa del rey Tut, Ankhesenamun.

Ankhesenamun

Los arqueólogos eventualmente planean excavar la nueva tumba, que se encuentra cerca de la tumba del faraón Ay (1327-1323 aC) en el Valle de los Reyes, «Estamos seguros de que hay una tumba allí, pero no sabemos a quién pertenece», dijo Hawass.

El 7 de julio, National Geographic Italia publicó un artículo en italiano que sugiere que un equipo liderado por Hawass había encontrado una nueva tumba en el Valle de los Reyes, y Hawass confirmó ese descubrimiento.

«Estamos seguros de que hay una tumba escondida en esa área porque encontré cuatro depósitos de fundación», dijo Hawass, explicando que los depósitos de fundación son «escondites en el suelo que estaban llenos de objetos votivos como vasijas de cerámica, restos de alimentos y otras herramientas como indicativo de que se está iniciando una construcción de tumba «.

«Los antiguos egipcios usualmente hacían cuatro o cinco depósitos de fundación cada vez que comenzaban la construcción de una tumba«, dijo Hawass. Además, «el radar detectó una subestructura que podría ser la entrada de una tumba«.

En cuanto a cuyos restos fueron enterrados allí, Hawass dijo que la tumba podía pertenecer a Ankhesenamun, que era la esposa de Tutankhamun (reinado 1336-1327 AC). Ankhesenamun se casó con Ay después de que el rey Tut muriera, por lo que es posible que su tumba se encuentra cerca de Ay, Hawass dijo.

Hawass dijo que dirigirá las excavaciones futuras en el sitio.

Hawass fue jefe del Consejo Supremo de Antigüedades de Egipto entre 2002 y 2011, y fue el primer ministro de Egipto para antigüedades después de que el puesto se creó en enero de 2011. Renunció al puesto en julio de 2011. Actualmente, Hawass es Director de la expedición italiana En el Valle de los Reyes.

En un correo electrónico a Live Science el 10 de julio, Hawass advirtió que hasta que las excavaciones tengan lugar, no puede decir con certeza que una tumba ha sido descubierta, y todavía es posible que no haya tumba. «Todo es posible hasta que excavamos», dijo Hawass.

Fuente