Descubierto en Chartres el sarcófago intacto de un bebé merovingio

El 12 de abril, los arqueólogos de la ciudad de Eure-et-Loir, descubrieron el sarcófago de un bebé merovingio sellado desde el siglo VI .

sarcofago-bebe-merovingio

En la nave de la iglesia de Saint-Martin-au-Val de Chartres, Eure-et-Loir, en la misma que reposa saint Lubin, el primer obispo de la ciudad, los arqueólogos acaban de hacer un descubrimiento tan interesante como emocionante.

Bajo un edificio que data del siglo XI, construido sobre las ruinas de un gran santuario de época galo-romana, el equipo del departamento de arqueología de la ciudad, dirigido por Bruno Bazin, ha puesto al descubierto un pequeño sarcófago de piedra caliza blanca, estando perfectamente sellado y que se remonta a época merovingia, el nombre de la primera dinastía, fundada por Clovis, que gobernó Francia entre el siglo V y el VIII. La sepultura inviolada del entierro de un bebé se encuentra en medio de una necrópolis de la que la mayoría son sarcófagos de adultos que fueron saqueados hace mucho tiempo.

sarcofago-bebe-merovingio1

Un bebé, donde no se le espera

“Antes de siquiera abrirlo, sabíamos que era la tumba de un niño pequeño y que la materia orgánica estaría extremadamente bien conservada en el interior. La cubierta del sarcófago intacto no mostraba ninguna grieta y era evidente que estaba perfectamente sellado”, dice Emilia Portat, arqueoantropóloga del grupo. “Su apertura es un momento que nos tenía a todos emocionados, no sólo porque era un bebé, sino por la sencilla razón de que lo que encontramos en el interior sería lo que habría desde el día su funeral, hace cerca de 1500 años.”

sarcofago-bebe-merovingio2

En el sarcófago, el pequeño esqueleto está allí, sobre una fina capa de depósito de color marrón oscuro, y alrededor de él preciosos objetos que los arqueólogos llaman “el mobiliario”. “Después de medir los huesos largos y someter a un primer estudio los dientes, creemos que el niño tenía entre 4 y 8 meses”, dice Emilia Portat. “Sin embargo, la presencia de un niño tan joven en una necrópolis como esta, construida para afianzar el poder y el prestigio de una élite local merovingia podría ser cierta”, añadió. Los especialistas saben muy poco de los ritos funerarios de los niños en esa época.

Conocer el rito funerario de los niños merovingios

sarcofago-bebe-merovingio5

Todos los arqueólogos encontraron y encuentran que este pequeño sarcófago va a llenar ese vacío. En primer lugar, los objetos de la tumba: “El bebé, que manifiestamente no era un cualquiera, llevaba un pequeño brazalete de metal en su muñeca izquierda, pero no una joya préstada, era algo hecho especialmente para él, a su medida. Después se depositaron sobre el hombro derecho, grandes cuentas de ámbar, tal vez porque se consideren como una protección para ciertos males. De unos tres centímetros de diámetro, no son totalmente redondas, tienen caras y están perforadas. Los estudios futuros permitirán conocer si estaban vinculados originalmente formando un collar. Por último, alrededor de su cabeza, había un conjunto compuesto de dos elementos de perlas de vidrio fundido unidas por alambre de cobre, como un pendiente para adultos, pero conectados por un elemento de metal y de cuerda o tela. Los objetos aún tienen que ser más estudios.

… Y las intenciones de los adultos

sarcofago-bebe-merovingio4

Por otra parte, también tenemos una gran cantidad de material orgánico preservado para estudiar, por ejemplo, si el niño tenía debajo de él un pequeño colchón o una pequeña cama, si tenía pañales, si estaba vestido. Tenemos muchos restos de insectos que confiamos a un entomólogo, que por su parte dirá si el cuerpo fue objeto de una exposición pública, como se hacía en este periodo con las élites de los adultos muertos, o incluso la época del año en que tuvo lugar el funeral”, dice Emilia Portat. “Todo esto, y el estudio del esqueleto en sí nos dará no sólo información sobre el niño, su dieta y su salud, sino también de las intenciones de vida y lo que nos han querido transmitir los merovingios a través del rito funerario reservado para el niño.”

Los primeros resultados se esperan para finales de año o tal vez un poco más pronto, por la datación por carbono 14 para confirmar la fecha del entierro en el siglo VI, como se creen los arqueólogos.

Fuente

Palmira, el antes y el después de los terroristas

Un año después de que fuera tomada por los terroristas de Daesh, la ciudad siria de Palmira  fue recientemente vuelta a tomar por las fuerzas sirias apoyadas por los ataques aéreos rusos. Anteriormente uno de los sitios históricos más apreciados del mundo, muchos objetos fueron destruidos por las fuerzas de los terroristas en una purga iconoclasta.

Joseph Eid, un fotógrafo de la agencia de noticias AFP, tomó fotos del lugar solamente hace dos años y ahora ha comparado las imágenes con “antes y un después” de los daños. “Desde luego el Templo de Bel nunca será el mismo.“, dijo el director de antigüedades de Siria, Mamoun Abdulkarim, en declaraciones al periodico Times of Israel: “Según nuestros expertos, definitivamente seremos capaces de restaurar un tercio de lo destruido, o tal vez aún más si realizamos estudios adicionales con ayuda de la UNESCO y se convocan a arqueólogos y expertos de todos las partes del mundo para venir a realizar el trabajo con nosotros porque este lugar es sin duda parte de la herencia de toda la humanidad.”

palmira-antes-despues-05
El templo de Bel antes y después de que fuera destruido por los terroristas en septiembre de 2015
palmira-antes-despues-17
El Templo de Bel data del 32 d.C
palmira-antes-despues-16
Revisando los daños causados en el Templo de Bel
palmira-antes-despues-07
Lo que queda del Arco del Triunfo
palmira-antes-despues-08
El templo de Baal solia mirarse entre estas dos columnas
palmira-antes-despues-12
Los restos del Templo de Bel
palmira-antes-despues-01
Restos del Templo de Bel
palmira-antes-despues-11
Restos del Museo de Palmira
palmira-antes-despues-09
Restos del Museo de Palmira

palmira-antes-despues-13
Estatuas destruidas en el Museo de Palmira

palmira-antes-despues-14

Fuente: Julija Nėjė

Descubren 600 kilos de monedas romanas en Sevilla

Unas máquinas destaparon este miércoles en Tomares (Sevilla) 19 ánforas romanas que contienen unos 600 kilos de monedas de bronce del siglo IV después de Cristo, un hallazgo que los arqueólogos que han trabajado en la zona consideran único en España y quizás en el mundo.

Las ánforas se han encontrado durante unas obras de acometida paralelas al camino interno del parque Zaudín de Tomares, donde las máquinas han dejado al descubierto los recipientes romanos llenos de monedas, según han explicado fuentes de la investigación arqueológica.

monedas-romanas-sevilla1

Las monedas tienen en el anverso la figura de un emperador y en el reverso diversas alegorías romanas, como la abundancia, y los investigadores han enfatizado que no se ha encontrado nunca tal acumulación de piezas y además tan homogéneas.

monedas-romanas-sevilla2

Se da la circunstancia de que las monedas, probablemente hechas en Oriente, están en flor de cuño, es decir, que no han circulado y por tanto no tienen desgaste.

monedas-romanas-sevilla3

Las ánforas, algunas rotas y otras enteras, no son las usadas para el transporte de vino o grano, sino de tamaño más pequeño, y estaban en un receptáculo específico habilitado al efecto, que estaba sellado y cubierto con materiales rotos.

monedas-romanas-sevilla4

La hipótesis inicial de los investigadores es que las monedas estaban acumuladas en ese receptáculo para el pago de impuestos imperiales o para pagar las levas del Ejército. Las monedas encontradas ya han sido depositadas en el Museo Arqueológico de Sevilla, según han precisado las fuentes.

monedas-romanas-sevilla5

monedas-romanas-sevilla6

Dashur: Encuentran una cámara oculta en la pirámide acodada

piramide-de-Dashur

Dashur.– Unos nuevos análisis realizados con la técnica de detección de muones (partículas de energía que penetran los objetos) han confirmado la presencia de una segunda cámara en la pirámide acodada de Dahshur, al sur de El Cairo, informó hoy el Ministerio egipcio de Antigüedades.

En un comunicado, el departamento gubernamental señaló que la utilización de esta técnica, en el marco del proyecto “Scan Pyramids”, que comenzó en 2015, permitió mostrar la estructura interna de la pirámide gracias a los muones.

“Esta técnica ha confirmado la teoría de la presencia de una segunda cámara, así como otras teorías que ya se conocían”, dijo a Efe Patricia Attar, directora de clientes de la agencia de comunicación Gen-G, colaboradora del Instituto para la Preservación e Innovación en Patrimonio, que participa en el proyecto.

Esta confirmación es parte de los resultados de los análisis que un equipo de expertos japoneses de “Scan Pyramids” realizó en diciembre de 2015 y enero de 2016, y que presentó ayer a las autoridades egipcias, indicó la nota.

Además, Attar y el comunicado señalaron que los resultados de los análisis rechazan la posibilidad de la existencia de una tercera cámara, como había planteado anteriormente el equipo japonés.

Los muones son partículas cósmicas que están presentes permanentemente y de manera natural en la Tierra y que son capaces de penetrar profundamente cualquier material.

El pasado 17 de enero, el Instituto para la Preservación e Innovación en Patrimonio anunció que un grupo de expertos egipcios descubrió muones en el interior de la pirámide de Keops, en Guiza, a las afueras de El Cairo.

Estas partículas podrían ayudar a explicar el sistema de construcción y desvelar más secretos de esos mausoleos de 4.500 años de antigüedad, uno de los objetivos de “Scan Pyramids”.

En ese proyecto se utilizan cuatro innovadoras técnicas no invasivas que no dañan las antigüedades y se hace uso de nuevas tecnologías, como los drones y la termografía infrarroja.

Además, se usa la fotogrametría y el láser en todo el área de Dahshur y Guiza para hacer una reconstrucción en 3D de sus monumentos, pirámides, templos y la esfinge.

Durante la presentación del proyecto de “Scan Pyramids”, se insistió en que son técnicas ya utilizadas anteriormente, como en volcanes activos y en la central nuclear de Fukushima, en Japón.

Fuente