Imhotep: de hombre a Dios

Imhotep:de hombre a Dios. Los Dioses y Diosas de las antiguas culturas son vistos muy a menudo – y muy erróneamente también –  como deidades externas, ajenas y separadas del ser humano, siendo en realidad conceptos metafísicos y manifestaciones mito-simbólicas de los más altos estados arquetípicos de conciencia que puede alcanzar el ser humano(1)Jung, Karl. Arquetipos e Inconsciente Colectivo, Paidos, Serie Psicología profunda, 1ª Edición.. Cuando esos estados arquetípicos de conciencia, establecidos socialmente, se expresan o encarnan en un ser humano este se convierte en alguien capaz de realizar grandes proezas y avances sociales que le otorgan el estatus de “un ser a imitar”, de una divinidad.

Imhotep-saqqara

Imhotep(2)En egipcio: ii m Htp, en griego: Imutes, pronunciación en español: Im-jo-tep fue uno de ellos y su nombre significa “el que retorna con certeza(3)Generalmente se traduce como “el que llega en paz” aunque podemos ver tanto en el Dictionary of Simon Hayter como en el Dictionary of ...continuar, por su polimatía se consideró que había alcanzado el grado de sabio por lo que con el transcurrir del tiempo se le concedió el estatus de “divinidad” y es una de las más reconocidas manifestaciones arquetípicas de la civilización Egipcia desde sus inicios.

Imhotep fue la encarnacion arquetípica de los origenes de la cultura, los valores y los conocimientos que se fueron repitiendo de generación en generación durante milenios a lo largo de toda la civilización Egipcia.

Este sabio egipcio, al que se le representa sentado con un rollo de papiro desplegado sobre sus rodillas y un casquete de escriba en la cabeza, vivió en la III Dinastía, entre el 2700 a. C. y el 2630 a. C.  fue Sumo Sacerdote de Heliopolis y Primer ministro (ṯȝty = tyaty) del faraón Dyeser(4)Segundo faraón de la III dinastía, gobernó del 2665 a 2645 a.C., el primer magistrado después del faraón, el significado de ṯȝty es literalmente “el imbuido” y fue venerado como gran médico, gran astrónomo y gran arquitecto y en el Reino Nuevo como Patrón de los Escribas y Dios de la Sabiduría como encarnación del dios Thot, es decir, cada rasgo de su personalidad, manifiestaba una facultad de los más altos arquetipos – dioses y diosas – de la cultura egipcia que encarnados en la conciencia de un ser humano lo caracterizaban como un gran iniciado en los misterios egipcios. Imhotep fue la encarnación arquetípica de los orígenes de la cultura, los valores y los conocimientos que se fueron repitiendo de generación en generación durante milenios a lo largo de toda la civilización Egipcia.

Al pie de la estatua del faraón Dyeser podemos leer algunos de los cargos y epítetos por los que era reconocido:

“Tesorero del rey del Bajo Egipto, Primero después del rey del Alto Egipto, Administrador del Gran Palacio, Señor hereditario, Sumo sacerdote de Heliópolis, Imhotep “el Gran Arquitecto”, Imhotep “el Gran Escultor”, Imhotep “El Hacedor de vasijas de piedra”

En otros lugares lo encontramos como:

El Príncipe heredero“, “El supervisor de lo que del cielo acontece“, “El Gran Sacerdote de Heliópolis“, “El  Maestro de Obras“, “el Maestro escultor“, “El Patrón de los escribas“, “El Hijo de Ptah y de Kkreduankh (una mujer)“, “El gran Astrónomo“, “El gran Médico(5)Ares, Nacho. 2001, Un viaje iniciático por los templos sagrados de antiguo Egipto, Edaf, 1ª Edición, etc…

El origen social de Imhotep es incierto, hay quien lo atribuye como hijo de un arquitecto de clase social alta y otros a una clase social media-baja y que habría escalado posiciones sociales debido a su gran virtuosidad. Este hecho no es extraño en la cultura egipcia y se conocen diversos casos de personas de origen muy humilde que llegaron a .

Imhotep “de sabio a Dios”

Imhotep, fue uno de los pocos hombres(6)A él debemos sumarle nombres de otros sabios como el del Sebayt llamado Ptahhotep, el tyaty del faraón de la quinta dinastía Dyedkara-Isesi, el ...continuar que alcanzaron el estatus suficiente para ser reconocidos de esta forma, honrados y tenidos en gran aprecio junto al resto de dioses egipcios.

per-ankh

Jeroglífico de “Casa de la Vida“, Per-Ankh. Mastaba de Kayemnofret, (Jefe de los Escribas). Saqqara, Imperio Antiguo, V Dinastía, 2465–2323 a.C.

Los antiguos egipcios, ya desde tiempos protodinásticos, tenían varios lugares donde recibir las enseñanzas, el primero de ellos sería en los centros que se conocen como “Ât Sebayt“, literalmente “Lugar de enseñanza“, sería lo que nosotros llamamos “la escuela primaria” y donde se impartían los conocimientos elementales.
Las segundas instituciones serían las llamadas “Casas de la Sede de la Vida”(7)Inscripción en una vasija de piedra perteneciente al ajuar funerario del faraón Dyer, tercer rey de la I Dinastía, en egipcio “Pr-Ankh” que siempre estaban emplazadas dentro de los grandes Templos donde albergaban enormes bibliotecas con todos los tipos de conocimiento, desde astronomía, matemáticas, lengua, historia, arquitectura, teología,  medicina o magia, etc.  son lo que en nuestra cultura podríamos asimilar a las primeras Universidades europeas y en ellas se recibía una instrucción superior destinada a las personas encargadas a ocupar los cargos del Estado, como eran la nobleza,  la élite, los sacerdotes y los funcionarios encargados del funcionamiento del país. Los hijos de los “Artesanos” gozaban de un estatus especial que permitía asimilarlos en este último tipo de instituciones.

Los príncipes y las princesas, es decir, la realeza recibía instrucción en unos lugares llamados “Per Jeneret“, en egipcio “Pr-Jnrt”, literalmente “La Casa Hermética”, (Casa cerrada).

Desde que Imhotep existió sus conocimientos fueron transmitidos en todos los tipos de escuelas durante milenios…

Desde que Imhotep existió sus conocimientos fueron transmitidos en todos los tipos de escuelas durante milenios, desde las Escuelas primarias a la educación de la realeza egipcia, su sabiduría fue utilizada para instruir a los jóvenes discípulos que aprendían a escribir realizando copias de los “textos sapienciales” de diversos campos de la ciencia, de hecho Imhotep está reconocido como “el  primer científico” del que se tiene constancia.

Fue el arquitecto de la primera pirámide conocida en tiempos egipcios como Dyeser Deyeseru, “la más Sagrada”, la que hoy conocemos como la pirámide escalonada de Saqqara del rey Dyeser y todo el complejo arquitectónico que le acompaña.  Como “Gran Arquitecto” Imhotep conocía las ceremonias previas a la construcción de un Templo y el conocimiento astronómico que implica. Innovó en la construcción en piedra de grandes monumentos y que hasta la fecha se construían mediante la producción en serie de pequeños bloques de adobe. Solucionó el problema del peso de la piedra disminuyendo el tamaño de los bloques, haciéndolos más pequeños y manejables para el transporte y la colocación, logrando una organización ejemplar en la metodología laboral y construyendo por primera vez en piedra un complejo ceremonial inmenso.

mapa-zoser-saqqara

Complejo ceremonial de Saqqara que incluye la pirámide y varios edificios y templos de caracter simbólico.

Fue reverenciado como médico al encarnar los más altos conocimientos en medicina y es considerado el fundador de la medicina egipcia, posteriormente los griegos lo asimilarían a su dios Asclepio y los romanos al Dios Esculapio. La medicina egipcia contenía tanto un enfoque mágico-religioso como otro totalmente empírico de cualquier concepción de enfermedad, es decir, una mezcolanza de ritos y prácticas quirúrgicas junto a un amplio recetario farmacológico.

medicina-egiptoSe le considera el autor del más famoso texto de medicina egipcia, el papiro Smith, aunque a nosotros nos ha llegado una copia de la XVIII dinastía. Imhotep decía que las pulsaciones era un indicativo del estado del corazón y de las condiciones del enfermo. El texto muestra las primeras intervenciones de suturas craneales, habla del sistema central nervioso, de la superficie externa del cerebro, del líquido cefalorraquídeo, y de las pulsaciones intracraneanas. En un texto escrito en Saqqara, Imhotep recomendaba presionar las arterias carótidas para calmar el dolor de cabeza y así disminuir el flujo de sangre al cerebro.

El culto a Imhotep

Su prestigio fue tan grande que llegó a ser venerado como un dios por sus conocimientos y lo que habían significado para el Antiguo Egipto durante milenios. Fue en la ciudad de Menphis donde se practicaba el culto principal a Imhotep, aunque también era venerado en Tebas, Filae y Deir el-Medina junto a dioses como Hathor, Maat o Amenhotep (hijo de Hapu).

Xavi Bonet

Notas y Referencias:   [ + ]

1. Jung, Karl. Arquetipos e Inconsciente Colectivo, Paidos, Serie Psicología profunda, 1ª Edición.
2. En egipcio: ii m Htp, en griego: Imutes, pronunciación en español: Im-jo-tep
3. Generalmente se traduce como “el que llega en paz” aunque podemos ver tanto en el Dictionary of Simon Hayter como en el Dictionary of Middle Egyptian de Paul Dickson la traducción de “ii m Htp” (M18-M17-D54-G17-R4-X1-Q3) como “Return safely“, retornar con seguridad, retornar con certeza, es por eso que generalmente se traduce el nombre de Imhotep como “el que llega en paz”, la paz interna que da la confianza y la seguridad de la certeza, es por eso que encuentro más adecuada esta traducción pues da a entender mucho mejor el estado de ánimo y el concepto metafísico al cual se pretende dar a conocer, aunque puedan parecer traducciones correctas no es lo mismo “llegar (a un lugar)” que “regresar (a un lugar)”, el segundo implica que ya has estado.
4. Segundo faraón de la III dinastía, gobernó del 2665 a 2645 a.C.
5. Ares, Nacho. 2001, Un viaje iniciático por los templos sagrados de antiguo Egipto, Edaf, 1ª Edición
6. A él debemos sumarle nombres de otros sabios como el del Sebayt llamado Ptahhotep, el tyaty del faraón de la quinta dinastía Dyedkara-Isesi, el Sebayt llamado Kagemni quien se cree que fue un tyaty que habría actuado durante el reinado del faraón Seneferu o el sebayt Hordyedyef o el sebayt Amenhotep (Hijo de Hapu).
7. Inscripción en una vasija de piedra perteneciente al ajuar funerario del faraón Dyer, tercer rey de la I Dinastía





Deja un comentario

Uso de cookies en Historia y Arqueología

www.historiayarqueologia.net utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia como usuario de esta web. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche AQUÍ para mayor información.

ACEPTAR