06 de 10- El teatro de Dionisos - Ahora y antes

En el siglo VI a.C., cuando Pisístrato introdujo en Atenas el culto a Dionisio, se construyó a los pies de la Acrópolis un pequeño templo consagrado al dios. A finales, del mismo siglo, comienzan a celebrarse los primeros festivales en su honor.

En un principio, los espectadores se sentaban en la ladera de la colina para asistir a las actuaciones musicales y teatrales. Muy pronto comienzan a instalarse allí graderíos de madera y el lugar donde tenían lugar las actuaciones toma la forma de un círculo perfecto. El escenario recibió el nombre de orchestra -del verbo orchoumae, que significa “danzar”- ya que el coro danzaba en torno al thymeli, el altar del dios. Más tarde, se construyó un edificio también de madera que tenía una doble función: servía como separación entre el teatro y el templo y como almacén y camerino. En este teatro Esquilo, Sófocles, Eurípides y Aristófanes representaron sus obras maestras.

En el siglo IV a.C. las gradas de madera se substituyeron por asientos de toba local (poros), algunos de los cuales han llegado hasta nuestros días. Fue entonces cuando el teatro tomó su forma característica. Se calcula que tenía capacidad para 17.000 personas. Contaba con 64 gradas divididas en dos niveles por un pasillo semicircular. La primera fila estaba reservada a los ciudadanos ilustres y era la única que tenía asientos de mármol pentélico, 67 en total, la mayor parte de los cuales se conserva en la actualidad. Trece pequeñas escalinatas radiales que partían desde el escenario conducían a las gradas.

 

En el otro lado de la orchestra, se erigió una imponente estructura escenográfica a dos niveles con una columnata en cada lateral. Durante el período helenístico, sufrió numerosas transformaciones, como la adición del proscenio que hizo que el uso del espacio circular de la orchestra quedara obsoleto.

En el 61 d.C., Nerón toma parte personalmente en uno de los certámenes musicales. Es en esta época cuando la orchestra adquiere su forma semicircular y la fachada y el proscenio se adornan con hileras de columnas. Más tarde, estas columbatas se embellecieron con estatuas y relieves, todos ellos destruidos durante la invasió goda del siglo II d.C. que el noble bizantino Fedro utilizó para decorar la tribuna.

En el lado derecho de ésta vemos, además de varias escenas de culto, la representación del nacimiento de Dionisio: ante Zeus desente, Hermes sostiene en brazos al dios niño. También son de época romana la pavimentación de mármol, conservada hasta nuestros dias, y la barrera que circunda el escenario. La barrera se construyó, como protección, cuando empezaron en el teatro las luchas de gladiadores y servía asimismo para poder celebrar ¡regatas!, cerrando su parte posterior de y llenando la orchestra de agua.

05 - El Erecteion

07- El Odeón de Herodes

Uso de cookies en Historia y Arqueología

www.historiayarqueologia.net utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia como usuario de esta web. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche AQUÍ para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies