Descubierto en Chartres el sarcófago intacto de un bebé merovingio

El 12 de abril, los arqueólogos de la ciudad de Eure-et-Loir, descubrieron el sarcófago de un bebé merovingio sellado desde el siglo VI .

sarcofago-bebe-merovingio

En la nave de la iglesia de Saint-Martin-au-Val de Chartres, Eure-et-Loir, en la misma que reposa saint Lubin, el primer obispo de la ciudad, los arqueólogos acaban de hacer un descubrimiento tan interesante como emocionante.

Bajo un edificio que data del siglo XI, construido sobre las ruinas de un gran santuario de época galo-romana, el equipo del departamento de arqueología de la ciudad, dirigido por Bruno Bazin, ha puesto al descubierto un pequeño sarcófago de piedra caliza blanca, estando perfectamente sellado y que se remonta a época merovingia, el nombre de la primera dinastía, fundada por Clovis, que gobernó Francia entre el siglo V y el VIII. La sepultura inviolada del entierro de un bebé se encuentra en medio de una necrópolis de la que la mayoría son sarcófagos de adultos que fueron saqueados hace mucho tiempo.

sarcofago-bebe-merovingio1

Un bebé, donde no se le espera

“Antes de siquiera abrirlo, sabíamos que era la tumba de un niño pequeño y que la materia orgánica estaría extremadamente bien conservada en el interior. La cubierta del sarcófago intacto no mostraba ninguna grieta y era evidente que estaba perfectamente sellado”, dice Emilia Portat, arqueoantropóloga del grupo. “Su apertura es un momento que nos tenía a todos emocionados, no sólo porque era un bebé, sino por la sencilla razón de que lo que encontramos en el interior sería lo que habría desde el día su funeral, hace cerca de 1500 años.”

sarcofago-bebe-merovingio2

En el sarcófago, el pequeño esqueleto está allí, sobre una fina capa de depósito de color marrón oscuro, y alrededor de él preciosos objetos que los arqueólogos llaman “el mobiliario”. “Después de medir los huesos largos y someter a un primer estudio los dientes, creemos que el niño tenía entre 4 y 8 meses”, dice Emilia Portat. “Sin embargo, la presencia de un niño tan joven en una necrópolis como esta, construida para afianzar el poder y el prestigio de una élite local merovingia podría ser cierta”, añadió. Los especialistas saben muy poco de los ritos funerarios de los niños en esa época.

Conocer el rito funerario de los niños merovingios

sarcofago-bebe-merovingio5

Todos los arqueólogos encontraron y encuentran que este pequeño sarcófago va a llenar ese vacío. En primer lugar, los objetos de la tumba: “El bebé, que manifiestamente no era un cualquiera, llevaba un pequeño brazalete de metal en su muñeca izquierda, pero no una joya préstada, era algo hecho especialmente para él, a su medida. Después se depositaron sobre el hombro derecho, grandes cuentas de ámbar, tal vez porque se consideren como una protección para ciertos males. De unos tres centímetros de diámetro, no son totalmente redondas, tienen caras y están perforadas. Los estudios futuros permitirán conocer si estaban vinculados originalmente formando un collar. Por último, alrededor de su cabeza, había un conjunto compuesto de dos elementos de perlas de vidrio fundido unidas por alambre de cobre, como un pendiente para adultos, pero conectados por un elemento de metal y de cuerda o tela. Los objetos aún tienen que ser más estudios.

… Y las intenciones de los adultos

sarcofago-bebe-merovingio4

Por otra parte, también tenemos una gran cantidad de material orgánico preservado para estudiar, por ejemplo, si el niño tenía debajo de él un pequeño colchón o una pequeña cama, si tenía pañales, si estaba vestido. Tenemos muchos restos de insectos que confiamos a un entomólogo, que por su parte dirá si el cuerpo fue objeto de una exposición pública, como se hacía en este periodo con las élites de los adultos muertos, o incluso la época del año en que tuvo lugar el funeral”, dice Emilia Portat. “Todo esto, y el estudio del esqueleto en sí nos dará no sólo información sobre el niño, su dieta y su salud, sino también de las intenciones de vida y lo que nos han querido transmitir los merovingios a través del rito funerario reservado para el niño.”

Los primeros resultados se esperan para finales de año o tal vez un poco más pronto, por la datación por carbono 14 para confirmar la fecha del entierro en el siglo VI, como se creen los arqueólogos.

Fuente






Deja un comentario

Uso de cookies en Historia y Arqueología

www.historiayarqueologia.net utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia como usuario de esta web. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche AQUÍ para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies