La Bella fiesta del Valle (Heb nefer en ipet)

Bella fiesta del Valle

Bella fiesta del Valle (Heb nefer en ipet). En tiempos de Hatshepsut, la capilla de Amón situada en la terraza superior del templo de Deir el-Bahari era el destino final de la santa procesión que se celebraba durante la Bella Fiesta del Valle, que, junto con la Fiesta de Opet, era el acontecimiento principal en el calendario litúrgico de Tebas.

La Bella fiesta del Valle , que se describe en los bajorrelieves de la terraza superior, era la más antigua de las diversas celebraciones religiosas y tenía lugar durante el segundo mes de la estación shemu, esto es, durante el décimo mes del año solar, que en la era del Imperio Nuevo coincidía con el comienzo del verano. Esta fiesta recurrente llamada “Heb nefer en ipet” tuvo su origen en los tiempos de Nebhepetre Mentuhotep, y su nombre es una alusión al templo que este rey había ordenado construir para sí mismo en un valle situado al sur de Deir el-Bahari y que en nuestros días aún se conoce por el nombre de Valle de Nebhepetre. La Bella Fiesta del Valle era, en esencia, una “celebración de los muertos” en el curso de la cual, como sucede hoy, los familiares de los difuntos visitaban las tumbas de sus parientes, pasaban algún tiempo allí, comían y recibían a los amigos que acudían a presentar sus respetos.

Bella fiesta del Valle

En estas ocasiones el dios Amón, en compañía de destacados habitantes de Tebas, participaba en una gran procesión en la margen occidental para visitar a los dioses del oeste y a los reyes muertos divinizados; los sacerdotes del templo de Karnak montaban luego un tabernáculo que contenía la imagen santa del dios en un simulacro de barca que los participantes llevaban en hombros hasta el embarcadero, donde era subida a bordo del magnífico barco Userhet o «la Proa Poderosa», que era remolcado por la barca del rey y seguido por las de Mut y Jonsu, los otros dos dioses que, junto con Amón, formaban la Tríada Tebana.

Esta escuadra de barcas cruzaba el Nilo y, al llegar a la margen occidental, la procesión se dirigía al Templo de los Millones de Años del Rey, abriéndose paso entre las aclamaciones de la multitud que presentaba ofrendas rituales de alimentos y ramos de flores que, al entrar en contacto con la imagen divina, quedaban impregnadas de la esencia misma de la deidad y más adelante se depositaban sobre las tumbas de la necrópolis, donde garantizaban el renacimiento espiritual de los difuntos.

Bella fiesta del Valle

Templo de los Millones de años de Rameses III. Medinet Abu

El simulacro de barca de Amón era llevado primero al interior del templo, a su sala hipóstila, luego los sacerdotes llevaban el tabernáculo del dios a una cercana capilla que contenía también la imagen ritual del faraón, que se transformaba mágicamente en la imagen sagrada del dios, y lo dejaban allí durante toda la noche.

Bella fiesta del Valle

Templo de Hatshepsut en Deir el-Bahari

Al día siguiente, la procesión alrededor de la imagen sagrada empezaba de nuevo y abarcaba toda la necrópolis, y se detenía en los Templos de los Millones de Años de los Reyes Difuntos, para garantizar así, mediante la asimilación, la naturaleza eterna de este culto real. El destino final de la procesión era el templo de Hatshepsut en Deir el-Bahari, en el sagrado Valle de Hator.

Aquí el tabernáculo de Amón se depositaba en la parte más sagrada del templo, la capilla de Amón, situada en la terraza superior, donde quedaba en medio de ramos de flores antes de que lo transportasen de nuevo a Karnak al finalizar las celebraciones.

Bella fiesta del Valle

Transporte de la barca sagrada de Amón, que contiene la capilla con la imagen del dios, durante la Bella Fiesta del Valle. En esta ocasión Amón fue a la orilla occidental y se detuvo en los diferentes templos del culto real para rendir homenaje a los reyes difuntos divinizados.






Un Comentario para La Bella fiesta del Valle (Heb nefer en ipet)

  1. Lety dice:

    Maravilloso y muy interesante!!!

Deja un comentario

Uso de cookies en Historia y Arqueología

www.historiayarqueologia.net utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia como usuario de esta web. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche AQUÍ para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies